Esta entrada tiene más de 22 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Cobrar por tarjeta sin arruinarte en maquina

Cobrar por tarjeta sin arruinarte en maquina
Lectura : +/-3 min

 

Cuando uno se estrena de autónomo y que cada euro cuenta, pedir una maquina TPV a su banco es todo una aventura que suele consumir tiempo y dinero, la mayoría de los bancos, para no decir todos, piden dinero para prestar la maquina más básica del mercado, una cuota mensual y como no, comisiones sobre las ventas, gastos a veces difícilmente asumibles para el autónomo.

El método más barato es tener un sistema de cobro por NFC pero todas las tarjetas no son compatibles NFC y con los últimos logros de los hackers es muy desaconsejable tener una, o pedir un pago en efectivo, por cheque o por transferencia pero en 2015, pedir una transferencia por una pequeña suma…

Una start up Sueca aporta una solución a este rompecabezas con iZettle, un TPV de tamaño reducido que aprovecha el hecho que Ç(casi) todo el mundo tenga un Smartphone o una Tablet para proponer un producto eficiente y barato que cumula las ventajas.

La primera enorme ventaja, es que la versión lite de iZettle es gratuita para los negocios, no hay mensualidades que pagar, acepta las tarjetas con banda magnética y chip y acepta las tarjetas visa, MasterCard y american express es decir, un 95% de las tarjetas en circulación.

La versión pro tampoco es cara, unos 79€ sin iva y luego son las mismas condiciones que la versión lite (conexión bluetooth en lugar de por cable) con unas comisiones que van del 0,99% al 1,99% dependiendo del volumen mensual pero son porcentajes aceptables, muy por debajo de los que propone PayPal.

El papeleo para obtener un iZettle es también reducido al mínimo, todo se hace en línea y cualquiera puede pedir una, negocio, autónomo o persona física, indicar sus datos completos, asociar su cuenta bancaria con la cuenta iZettle y esperar a recibir su TPV.

Luego, solo hace faltar instalar una app (Android, iOS) en su Smartphone o tableta para poder crear un vínculo con el TPV y empezar a trabajar. Como se trata ante todo de un negocio, iZettle propone a sus usuarios crear catálogos enteros de productos y/o servicios para ganar tiempo, gestionar también los pagos en efectivo y hacer unas cuantas estadísticas para gestionar mejor sus ventas.

La lista de trabajadores que podrían por fin aceptar los pagos por tarjetas es muy extensa: taxistas, repartidores de pizza, artesanos, vendedores en los mercadillos, vendedores ambulantes, zapateros, reparadores,… y por extensión todos los oficios que suelen cobrar poco por cada transacción.

En España, iZettle está asociado con el banco Santander con la consecuencia directa que las comisiones son notablemente más bajas que en todos los otros países que proponen el servicio.

Quizá te guste

Compartir