Esta entrada tiene más de 25 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Compartir pantalla web entre varios usuarios con Surfly

Compartir pantalla web entre varios usuarios con Surfly
Lectura : +/-4 min

 

Quien ha tenido que asistir un cliente o hablar con un colega distante de una página web concreta sabe que es extremadamente difícil tener una conversación productiva cuando no se ve la pantalla del otro. Una de las soluciones más rápida era pasar por Skype y utilizar la función de pantalla compartida pero variables pueden afectar bastante la experiencia como la calidad de la conexión web, si se quiere o no chatear al mismo tiempo y el cursor que no se ve.

Cuando realmente se necesita mostrar cómo utilizar un sitio web para un cliente distante, colega, amigo o simplemente para enseñar datos ubicados en un espacio privado, como el back end de administración de una web por ejemplo, se puede utilizar Surfly, un servicio online que no necesita más que una conexión internet para funcionar sin nada que instalar.

El servicio funciona como los programas de intercambio de pantalla con la diferencia que se usa directamente desde cualquier navegador sin necesidad de instalar algo, solo uno de los usuarios tiene que registrarse, indicar la URL que quiere compartir y el servicio le proporciona una URL de tipo surfly.com/458-329-145 a compartir con 1, 2, 50 personas, no hay límite.

Una vez que haya más de una persona conectada, cada uno ve el cursor de los demás, con una sombra de color para distinguirlos, un chat permite comunicarse entre todos y lo más importante, cada uno tiene la posibilidad de navegar, pinchar un enlace, escribir texto o lo que sea. La pantalla se adaptara automáticamente a la más pequeña de los conectados para que todo el mundo pueda ver lo mismo sin que un cursor sea fuera de la zona de visibilidad.

Lo bueno del servicio es que, a diferencia de otros servicios, solo se comparte una página web concreta, cualquier usuario puede cambiar de pestaña, revisar sus mails o mirar un video sin que afecte para nada la navegación compartida, cosa imposible con otros servicios que conozco. El usuario principal puede incluso indicar una nueva URL que compartir en la misma sesión y todos los invitados verán automáticamente esta nueva página.

De aquí se puede imaginar un montón de posibilidades como explicar a un cliente como tiene que hacer para revisar sus facturas, estadísticas o realzar un nuevo pedido, enseñar a colegas donde hay un problema de enlace, imagen o ergonomía sin perderse la vida haciendo capturas de pantalla e incluso, como dije al principio, enseñar datos concretos sin que los demás sepan ni la verdadera URL de la página que están viendo y tampoco los credenciales para conectarse y conozco un par de personas que podrían estar muy interesados con este último punto.

Surfly es un servicio útil y gratuito hasta cierto punto, 5 sesiones para el usuario registrado – con un poco de imaginación se puede ampliar a más – y los que quieren aprovechar mejor la herramienta tendrán que desembolsar 19 USD/mes por usuario registrado, demasiado para el usuario casual pero bastante justo para las agencias o negocios que tienen a menudo que explicar por teléfono los pasos que uno tiene que seguir para acceder a tal página o enterarse de un bug posible.

Quizá te guste

Compartir