Esta entrada tiene más de 38 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Con Nimble tendrá los dedos conectados

Con Nimble tendrá los dedos conectados
Lectura : +/-3 min

 

Todos los que han participado a una presentación, reunión de trabajo o conferencia se han dado cuenta de que fuera de la presentación PowerPoint (o slideshare), del tablero con papel o del punto laser, no existen muchas formas de meter un chispa de vida en la parte ‘animada’ de la presentación.

Un amigo de marketing me decía que para estar seguro de que una información sea absorbida, hay que repetirla 7 veces pero el factor lúdico puede permitir reducir las repeticiones.

Paseando por IndieGogo vi un dispositivo conectado, y por una vez no es un anillo, que permite controlar a distancia un ordenador, Tablet, televisión y por extensión todo tipo de pantalla conectada con el o los dedos que llevan el dispositivo.

Nimble (ágil) es un dispositivo de control de gestos que se adapta a los dedos del usuario. Esta tecnología de control de gestos convierte la distancia (hasta 4,5 metros) que hay entre el usuario y la pantalla en una área de control altamente interactiva.

El sistema funciona de un modo conocido : una base wifi está conectada a la pantalla que se quiere controlar. La base detecta cada movimiento del dedo conectado del usuario que se convierte en un ratón/mando a distancia.

Al principio hable de presentaciones porque me parece el evento ideal para usar Nimble pero como reconoce hasta 8 usuarios a la vez, puede también ser adecuado para el juego entre amigos, la modelización 3D, el trabajo en grupo en un proyecto de arquitectura y los cascos de realidad aumentada.

De momento reconoce 9 movimientos genéricos (abrir, cerrar, zoom, …) pero todavía es un proyecto y solo recaudaron el 4% de los 50.000 USD requeridos para dar el paso siguiente : la producción.

El precio no es abusivo, por 79 USD el participante recibirá 2 nimble, un receptor USB y el software a partir de abril de 2015. En el futuro, este tipo de dispositivos de reconocimientos de gestos serán tan habituales que nos preguntaremos como hacíamos cuando no los teníamos.

Nimble

Nimble

Quizá te guste

Compartir