Esta entrada tiene más de 36 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Con Pelty la música prende fuego

Con Pelty la música prende fuego
Lectura : +/-3 min

 

Hace unos días hablaba de un frigorífico que funcionaba sin electricidad y hoy se trata de altavoces que funcionan con el calor que desprende una vela.

El fenómeno que permite esto es, como la piezoelectricidad, un fenómeno reversible conocido como efecto termoeléctrico o más rápidamente efecto Peltier del nombre de su descubridor.

Básicamente, este fenómeno permite producir electricidad a partir del calor o calor a partir de electricidad y es el primero efecto que los inventores de Pelty han utilizado.

Todo parece muy fácil explicado así pero para pasar del diseño al prototipo, los creadores pasaron 6 largos meses resolviendo varios problemas como abastecerse con las piezas adecuadas, siempre es difícil crear algo novedoso.

Ahora que tienen un prototipo funcional (ver video) les gustaria pasar a la etapa siguiente : recolectar fondos para tener una certificación CE y empezar una producción en serie.

A nivel técnico, una vela (standard) permite tener encendido el altavoz durante 5 horas y el sonido es comparable con cualquiera dock station lo que me sorprende pero si lo dicen.

Además, Pelty es bastante ecológico porque los materiales principales son cerámica, cristal y madera y es una buena idea, hay demasiado plástico en cada hogar aunque creo que haber elegido cristal en lugar de un bioplástico rígido que no se rompería y como el aparato tiene un tamaño que favorece su transporte, creo que muchos acabaran su vida por culpa de un codazo.

El precio actual es de 199$ en Indiegogo por los 50 primeros (solo quedan 13 !) y el precio final debería rondar los 300$ (220 €) que me parece un poco alto pero seguro que los precios bajaran bastante en el futuro.

Si quiere estar en los primeros en tener un ejemplar de Pelty (Noviembre de 2014), solo tiene que contribuir en el proyecto.

Pelty en detalle

Pelty en detalle

Quizá te guste

Compartir