Esta entrada tiene más de 27 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Cosechar electricidad acampando

Cosechar electricidad acampando
Lectura : +/-4 min

 

Otra buena idea que nos viene directamente de los EEUU, o son tremendamente más listos gracias a la buena comida que les caracteriza un ingrediente que no crece en Europa o tienen una política que empuja los jóvenes a emprender en lugar de ir al macro botellón del viernes/sábado/domingo.

Los que van de trekking a lugares remotos conocen bien el problema del abastecimiento de electricidad que es una misión difícil pero no imposible, existen baterías especiales para móviles, laptop o paneles solares especiales que permiten cosechar electricidad casi en todas partes con la desventaja que debe haber sol, suelen costar un riñón y no pueden servir para otra cosa.

Por haber hecho varios trekkings en lugares bastante remotos, sé que los lodge que proponen a sus invitados recargar sus dispositivos abusan un poco con el precio horario y cuando uno está a 5 días de la primera ciudad y que la batería de la cámara de foto está vacía…

Ahora, los trekkers pueden tener una autonomía mayor con el PowerPot, una olla de camping que produce electricidad cuando esta sobre el fuego. No es ninguna innovación científica, esta propiedad fue descubierta en 1834 por un tal Peltier, se trata del efecto termoeléctrico (o Peltier) que permite producir electricidad a partir de una fuente de calor y recíprocamente. Existían disipadores de calor para procesador que funcionaban con el efecto Peltier pero no tuvieron éxito porque producían agua de condensación, no muy indicado para un ordenador pero Coca Cola tuvo una idea mejor.

PowerPot

PowerPot

El campista solo tiene que llenar la olla con agua – más fría está más electricidad se producirá – encender el fuego y colocar la olla encima. A diferencia de otras ollas, esta tiene un cable que se enchufa a un transformador y luego a un cable con tres salidas, micro USB, HDMI y el tercero para tablets.

La ventaja para el usuario es triple, tiene un objeto de doble uso, porque se puede cocinar con por supuesto, como es de doble uso no tiene que cargar con un dispositivo que tiene un solo propósito y en alta montaña ganar 100 gramos es un reto, es un pelín más barato que un cargador con panel solar pero duele un poco, de 99 USD a 149 USD según el modelo pero a primera vista, las ollas parecen buenas y aptas para la aventura.

Lo único que los fabricantes no indican es el tiempo de carga útil y supongo que no es muy elevado porque cuando menos diferencia de temperatura hay entre la parte caliente y la parte fría, menos electricidad produce.

Quizá te guste

Compartir