Esta entrada tiene más de 24 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Cuidado con los discos duros ‘wireless’

Cuidado con los discos duros ‘wireless’
Lectura : +/-3 min

 

Por unas cosas, prefiero definitivamente la tecnología inalámbrica, me costaría un poco volver a tener un teléfono con cable, un teclado con cable, ratón con cable,…

Sin embargo, por otros dispositivos tecnológicos, prefiero 100 veces cuando hay cables o cuando el ‘Wireless’ esta desactivado, las tarjetas de crédito NFC me parecen un espanto total, por razones (obvias) de seguridad, es muchísimo más difícil hackear algo cuando se requiere una intervención física.

Por eso, no estoy muy sorprendido con la última noticia que he leído sobre los discos duros ‘Wireless’ que, como lo indica su nombre, no necesitan enchufarse físicamente a un dispositivo así el usuario tiene todas los inconvenientes del cloud (dropbox, google drive, onedrive,…) sin sus ventajas! Primero porque si el usuario pierde su disco duro o si se estropea está bien jodido, segundo porque unos forenses (de seguridad, no de muertos ;)) encontraron un buen fallito sobre 3 discos duros Wireless de marca Seagate (americano).

Concretamente, el firmware contiene una contraseña que permite a cualquier hacker que la sabe entrar en el disco duro de la ‘victima’, mirar, coger y borrar lo que les dé la gana pero es más probable que buscaran todo tipo de documento un poco valioso como una hoja Excel con el nombre ‘contraseñas de mis cuentas’ o ‘confidencial’ ;)!

Aunque no he leído nada que va en este sentido, no me sorprendería que se pudiera también acceder a los dispositivos ‘enchufados’ al disco duro incriminado y espiar estos mismos dispositivos pero son conjeturas mías.

Bueno, el hecho es que Seagate recomienda a los clientes de los modelos:

  1. Seagate Wireless Plus Mobile Storage
  2. Seagate Wireless Mobile Storage
  3. LaCie FUEL

Actualizar urgentemente el firmware de sus discos para evitar todo problema.

La gran pregunta, la del millón es: lo habían hecho a propósito?

Quizá te guste

Compartir