Esta entrada tiene más de 19 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

El lifi como alternativa al wifi

El lifi como alternativa al wifi
Lectura : +/-3 min

 

Mientras los operadores están instalando la 4G en España, en Corea del Sur ya están pensando en la 5G en todo su territorio y yo sigo con una conexión 3G y una base wifi para toda la casa y no me gusta, tanto por la penosa velocidad que por las ondas.

Nada está grabado en mármol y si hoy el wifi es muy práctico las cosas están cambiando y el lifi aparece poco a poco, pero que es el Lifi ?
No es nada nuevo, de hecho su invento remonta a los años 1880 cuando Bell, el inventor del teléfono, buscaba medios para transmitir la voz a larga distancia y si por entonces la transmisión funciono, las limitaciones técnicas de la época hicieron que no se desarrolló y cayó en el olvido hasta hace unos años y varias start up intentan hacer algo con este sistema.

Las técnicas de hoy permiten utilizar luces leds para transmitir los datos y por eso, parpadean a tal velocidad, 10 millones al segundo, que el ojo no lo puede notar y tiene la impresión que la luz está encendida siempre. La ventajas inmediatas son la velocidad, un archivo de 1Gb tarda unos 35 segundos para descargarse es de 100 a 200 veces más rápido que con una conexión normal. Otro punto destacable, las bombillas leds que sirven a la transmisión de datos no tienen nada de especial y la última gran ventaja es la desaparición de las ondas wifi.

Pero también hay contras importantes como la necesidad de conectar la bombilla led a una base especifica que transforma los datos en parpadeos y seguramente el punto más molesto, hay que estar debajo de la luz y cualquier cosa que pase entre la led y el receptor corta la transmisión – con una hoja de papel por ejemplo – y se acabó pero aun así, podría ser una solución para los espacios públicos (aeropuertos, museos, hospitales,…) o para las empresas que ganaran también en seguridad.

Si las ondas wifi se pueden interceptar, la luz lifi es más difícil de captar – pero no imposible con una cámara de alta velocidad por ejemplo – y cristales con capa exterior reflectante o cortinas podrían convertirse en protecciones caseras contra el hacking.
Los publicitarios debería estar encantados con este sistema, cada fuente de luz urbana podría convertirse en un soporte publicitario adicional como por ejemplo las paradas de autobús.

El límite teórico de transmisión de datos es de 1 Gb/s por cada led y el sistema permite a varios usuarios conectarse a la misma fuente de luz.

Quizá te guste

Compartir