Esta entrada tiene más de 39 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Generar electricidad a partir de bacterias

Generar electricidad a partir de bacterias
Lectura : +/-3 min

 

Siempre me fascino poder crear energía a partir de la nada, que sea a partir del sol, del viento, del mar o de las aguas subterráneas y estoy convencido que las generaciones futuras encontraran nuevas formas que acabaran revolucionando el mundo entero y cambiaran nuestra forma de vivir.

Hay 2 grandes principios para generar electricidad ‘verde’, aprovechar la diferencia de potencial entre 2 placas como es el caso con los paneles fotovoltaicos o transformar un movimiento en energía como es el caso con los molinos y todos los sistemas existentes utilizan uno de estos sistemas o una combinación de los dos.

Los cerebritos de la Wysse Institute (Harvard) han inventado un nuevo tipo de generador eléctrico que combina esporas bacterianas y vapor de agua aprovechando una peculiaridad de las esporas de Bacillus Subtilis que permite aprovechar sus movimientos o mejor dicho, sus hinchazones para generar electricidad.

El prototipo funciona aprovechando el movimiento de una lámina de caucho recubierta de esporas en uno de sus lados. Cuando la lámina está en un ambiente húmedo, las esporas se hinchan como si fueran globos y cuando la humedad desaparece, las esporas toman el aspecto de pasas de uva en cuestión de segundos. Este movimiento de contracción es suficiente para doblegar la lámina de caucho (ver vídeo abajo) y el movimiento se puede transformar en electricidad.

La idea de aprovechar el movimiento natural de materiales biológicos no es nuevo pero hasta entonces, no se había descubierto un material que podía cambiar de estado tan rápidamente y virtualmente al infinito, los Bacillus Subtilis resisten a todo tipo de tratamientos desagradables como el fuego, ácido, congelación, presiones extremas, …

Las esporas son tan resistentes que humedecer una libra ( +/- 453 gramos) de esporas secas generaría suficiente fuerza para levantar un coche a un metro del suelo es decir que son extremadamente resistentes y esta tremenda fuerza podría activar mecanismos pesados simplemente echándoles agua.

Seguramente llevara tiempo para pasar de un prototipo de laboratorio hasta un generador autónomo con la capacidad de abastecer una casa pero el potencial esta aquí, funciona y no produce ningún tipo de emisión nefasta. Es sin duda una fuente de energía con la que podremos contar en el futuro.

Quizá te guste

Compartir