Esta entrada tiene más de 27 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Hacer una tienda online con aspecto muy profesional en 5 minutos

Hacer una tienda online con aspecto muy profesional en 5 minutos
Lectura : +/-5 min

 

Vender por internet es hoy una casi obligación, incluso las pequeñas tiendas de ropa o de artículos pequeños suelen tener una página web pero a menudo es feísima, ahuyenta los compradores potencial más que otra cosa y eso no es muy bueno para la reputación.

Existen muchas soluciones de tienda online, unas que tienen mucha fama como PrestaShop, Magento o el plugin WooCommerce para WordPress y otras que realmente no aportan mucho, cuestan dinero y las ventas son escasas para no decir excepcionales.

Si PrestaShop ha evolucionado muchísimo – sobre todo con su recién versión cloud – y ahora es más que fácil crear una tienda con, otra solución existe y no tiene absolutamente nada que enviarle, se trata de Shopify que no está muy conocido en Europa pero arasá en el continente americano.

Shopify existe exclusivamente en versión cloud lo que significa que se puede abrir una tienda en menos de 30 segundos dando algunos datos como nombre, mail, contraseña, dirección completa, teléfono y de repente el usuario se topa con una pantalla que propone 3 pasos, personalizar su tienda, añadir productos y personalizar su nombre de dominio y un menú a la izquierda, con un estilo a la WordPress, propone varias opciones de forma muy clara.

Lo primero es elegir un témplate adecuado para su negocio y hay varias opciones:

  1. Quedarse con el témplate original y personalizarle de forma básica con opciones sencillas
  2. Elegir un témplate en la tienda, hay gratuitos y de pago
  3. Comprar un témplate en una plataforma externa, hay muy buenos y más baratos que los de Shopify

Punto destacable de la personalización, se pueden editar los códigos HTML y CSS del témplate desde el back end del mismo modo que en un WordPress.

Los productos se añaden de uno en uno y por cada artículo se puede indicar un título, descripción, precio, si hay que cargar IVA, el número de unidad en almacén, una fecha de publicación, el peso, fotos del producto, si hay varios modelos (color, tamaño,…) y una parte SEO básica.

Los artículos también pueden agruparse en colección para exponerles en la página principal o para que aparezcan como productos relacionados en la página de un producto concreto.

Shopify permite igualmente crear códigos de descuentos a enviar a sus clientes o la creación de tarjetas regalos que son simplemente un crédito que se puede comprar para que un usuario lo regale a otro.

El usuario puede también añadir páginas a su tienda, crear un blog y los ajustes permiten elegir una plataforma de pago (PayPal exprés checkout por defecto), el precio de los envíos, el IVA, las notificaciones, los medias, añadir un dominio propio y otros detalles interesantes como el POS (Point Of Sale).

El POS es una aplicación (Tablet y Smartphone iOS) que sirve para vender en directo por ejemplo, en un evento de tipo salón el vendedor no tiene necesariamente todo su almacén en el coche pero sabe perfectamente que si una venta no se hace en el momento hay 95% de probabilidades que no se hará nunca. La aplicación está conectada con el resto de la tienda e impacta en el número de artículos, de este modo el stock siempre está actualizado. El POS tiene también su utilidad directamente en tienda y puede servir de interfaz cliente/vendedor.

Los más conectados podrán aprovechar la posibilidad de integrar su tienda en su página Facebook, descargar la app back end para iOS o Android e integrar sus productos en otras páginas webs gracias a un widget especialmente diseñado.

La cosa no para aquí y como en PrestaShop, se puede elegir unos cuantos módulos adicionales para marketing, social media, ventas, envíos, inventario, relación cliente,… unos gratuitos y otros de pago. Estos últimos no se compran realmente, se trata de un pago recurrente mensual.

La última faceta interesante de Shopify son los recursos que propone, como el foro, la documentación y el soporte, los 3 muy claros y bien hechos, es difícil no encontrar una respuesta por sí mismo en 2 minutos.

Pero todo no es de color rosa y la desventaja la más obvia, por una solución que solamente existe en versión cloud, es que no se puede esperar migrar a otra solución con facilidad, se puede realizar una exportación de productos, clientes, pedidos pero la importación a Magento puede ser problemática y olvídate de PrestaShop, ni una palabra sobre este punto así que doy por sentado que no es posible.

Al final, Shopify es una solución realmente muy completa, fácil de entender y usar para todos y que propone varios planes, de 14 USD/mes (25 productos máximo) hasta 179 USD/mes lo que la convierte la plataforma ideal para los pequeños negocios pero quizá no tan interesante para los negocios más importantes que prefirieran seguramente pasar por otro tipo de plataforma porque pase lo que pase, cada mes habrá que gastar dinero por el servicio y también por las comisiones de las ventas, entre 0.5% y el 2% según el plan.

Quizá te guste

Compartir