Esta entrada tiene más de 31 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

La bioluminiscencia para reemplazar el alumbrado público

La bioluminiscencia para reemplazar el alumbrado público
Lectura : +/-3 min

 

Los ahorros energéticos son un rompecabezas, más ahorramos más sube el precio de la electricidad así que consumimos menos para pagar igual, no me parece una solución viable a largo plazo. Los cosechadores de energía tienen cada vez ideas más sorprendentes para encontrar fuentes de energías desaprovechadas, le encantara a Aznar !

En el caso de la bioluminiscencia no se puede hablar de fuente de energía sino de un fenómeno natural que podemos ver en las luciérnagas, algas marinas y varios peces de los grandes fondos que pueden ‘lucir’ gracia a unos microorganismos que les sirven de bombillas naturales.

Glowee nació en 2013 después que los fundadores recibieron el premio ArtScience, organizado por el Laboratorio de París. La temática del concurso era la biología sintética con el objetivo de innovar y el equipo reflexiono sobre la posibilidad de alumbrar ciudades con material biológico.

El concepto de Glowee es utilizar microorganismos marinos, encapsularles en una pequeña burbuja que contiene un fluido biológico que les permite florecer. Luego, las burbujitas se montan sobre una cinta adhesivo transparente que tiene la propiedad de emitir luz cuando oscurece.

Hay varios desafíos y en la actualidad, el producto final tendrá que ser reciclable, respetuoso con el medio ambiente y también tener una larga duración de vida. El primer producto comercial debería aparecer este año con el objetivo de una duración de vida de 24 horas, es decir cortísima pero confían con que su tecnología permitirá hacer productos con una duración de vida de entre 1 y 3 meses en 2016 y convertirse en un producto urbano a partir de 2017.

El objetivo es muy ambicioso, quieren que dentro de unos años, los lugares públicos como los aeropuertos, estaciones de tren, gasolineras pero también las tiendas y mobiliario urbano puedan producir luz sin necesidad de electricidad.

Esta joven Stuart up cuenta además con ases en la manga, ganaron el Elevator World Tour en enero de 2015 en París, premiado con 100.000 USD, y cuentan con el respaldo de varias instituciones importantes (Inserm y CRI entre otros), el proyecto debería seguir adelante.

Quizá te guste

Compartir