Esta entrada tiene más de 21 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

La forma más sencilla de compartir archivos con gente cercana

La forma más sencilla de compartir archivos con gente cercana
Lectura : +/-3 min

 

De vez en cuando, un servicio un poco extraño aparece en la web y hacen falta un momento antes de saber si sirve o no de algo y es exactamente el caso de QuackSpace, un OVNI 2.0 en la categoría de envió de archivos.

El servicio es más que básico, no hay que registrarse ni que escribir nada, Quack Space pide acceder a su localización geográfica y luego hay 2 botones, uno para el upload y otro para el download.

En el caso de que se quiera compartir un archivo de forma rápida, solo hace falta cargarle y todos los que están geográficamente próximos podrán descargar el archivo yendo en la página de QuackSpace.

El archivo quedara visible una hora luego de que se borre. El que envió el archivo puede también borrar el archivo antes de tiempo pinchando en el icono basura que aparecerá al lado del nombre del archivo para descartarle.

Dado que todo el mundo puede acceder al archivo y descargarle – no se pide contraseña ni nada – es más que recomendable no enviar datos confidenciales o el borrador del próximo best seller por QuackSpace.

El creador dejo pocas informaciones pero he podido ver que el límite de tamaño por archivo es de 50 Mo, poco si lo comparamos con Dropbox, WeTransfer,… u otros servicios pero más que suficiente para documentos de texto y/o presentaciones PowerPoint.

No hay ninguna información sobre el ‘alcance’ de la proximidad que se necesita para que uno pueda ver los archivos de otra pero hice un test con alguien a menos de 2 kilómetros de mi posición y no aparecía nada.

De momento el servicio puede ser una buena solución para compartir archivos con una clase, durante una reunión o conferencia con los demás presentes o simplemente para pasar un archivo de su ordenador a su Smartphone sin enviarlo por mail.

Me recuerda un poco los servicios de llamadas y videoconferencias que se hacen directamente en línea y creo que este tipo de servicio podrían llegar a pesar bastante en el futuro porque si la NSA tiene recursos para espiar servicios de importancia – como Skype por ejemplo – dudo que tengan la capacidad de hacer la misma cosa con la multitud de pequeños servicios de comunicación que aparecen cada día.

Quizá te guste

Compartir