Esta entrada tiene más de 38 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

La primera multi-tarjeta conectada que lo hace todo

La primera multi-tarjeta conectada que lo hace todo
Lectura : +/-4 min

 

Un proyecto loco visto esta misma mañana, tan loco que me cuesta realmente creerlo pero después de haber leído todas las informaciones disponibles no me parece tan descabellado y para no mentir, hace años que me preguntaba porque nadie lo había inventado.

Todo el mundo tiene toneladas de tarjetas de todo tipo en su cartera/billetera, la de crédito por supuesto pero también la de la gasolinera, del supermercado, del gimnasio, de fidelidad de un club cualquiera y la lista podría ser realmente muy larga. Tengo un truco, cada vez que veo alguien acercarse a mí con un formulario y que me pregunta si tengo la tarjeta del lugar digo que si incluso si no es verdad (lo siento!) porque mi cartera no puede contener 84 tarjetas, es físicamente imposible.

Unos cerebritos de Palo Alto en California han ideado y desarrollado la tarjeta ultima, que es un poco como el anillo de Sauron: lo controla todo. Esta tarjeta es un objeto conectado con una parte pantalla e-ink táctil que muestra las informaciones en relación con la tarjeta seleccionada y la banda magnética se adapta en consecuencia por si debe pasar en un lector.

La PlastC es como un ordenador especializado que nestar vinculada nculada con un Smartphone para poder funcionar, una app sirve de interfaz usuario/tarjeta. La pregunta más importante es claramente la de la seguridad de los datos porque si alguien nos roba esta tarjeta, tendría realmente muchas cosas en su posesión pero hay el usuario tiene 4 puntos de seguridad.

PlastC - Tech Specs

PlastC – Tech Specs

El primero es que si la tarjeta se aleja demasiado del Smartphone vinculado con ella, el usuario recibe una alerta y puede, es el segundo punto de seguridad, borrar de forma remota todos los datos que contiene la tarjeta. La tercera seguridad es el código de seguridad, la parte pantalla táctil requiere que se teclee un código para que se pueda utilizar la tarjeta. Mientras no está activada, la banda magnética no contiene nada, es el último punto de seguridad.

Bueno, se puede también imaginar que un ladrón robe la tarjeta Y el teléfono y en este caso, más vale que desconozca los códigos de seguridad de ambos dispositivos o que no sean 1, 2, 3, 4! Mientras no se generaliza la lectura biométrica – y espero que no se generalizara – como medida de seguridad definitiva tendremos que hacer como siempre, tener cuidado.

Como todo objeto conectado necesita energía para poder funcionar y se recarga con un cargador inalámbrico por inducción, la batería permite a la tarjeta estar disponible unos 30 días. La tarjeta tiene una memoria flash integrada que permite almacenar hasta 20 tarjetas distintas lo que me parece poco pero es un principio, espero que de aquí hasta su comercialización definitiva incrementaran su capacidad de almacenamiento.

De momento, se puede reservar en EEUU por el precio de 155 USD (+/- 122 €uros) y la entregas deberían empezar a partir del verano 2015. Sería un pago ‘one shoot’ es decir que no habrá pagos anuales.

Quizá te guste

Compartir