Esta entrada tiene más de 37 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

NCF : Convertir el CO2 en combustible

NCF : Convertir el CO2 en combustible
Lectura : +/-3 min

 

Mientras vaciamos los recursos en petroleo de la Tierra, aumenta la contaminación de la atmósfera con el CO2 que sale de todas las industrias del planeta y de los tubos de escapes de los coches. Se estima que cada 60 segundos, 32.000 toneladas de CO2 se añaden a la atmósfera, representa un volumen superior a 17 mil millones de metros cúbicos, un cubito de 258 metros cada 60 segundos, un kilómetro cubico cada 64 minutos…

La transición energética no esta lista, unos piensan que las eólicas son la clave, otros el solar, otros el biofuel y una empresa israelí, NewCO2Fuel, invento un proceso que permite convertir el CO2 en combustible que se podría reutilizar y así reducir la cantidad y las emisiones de CO2 en el mundo.

NCF está desarrollando un sistema innovador y autosuficiente para producir combustible a partir de agua y de CO2. La operación consiste en disociar el CO2 y el agua para obtener un gas de síntesis (mezcla de CO y H2) del cual se puede producir combustibles sintéticos y otros productos químicos. La singularidad de esta tecnología es su eficiencia que alcanza un 40% de conversión total en el proceso, lo que hace viable el sistema sin necesidad de incentivos gubernamentales.

Proceso NFC

Proceso NFC

El sistema se puede incorporar directamente a las industrias más contaminantes como las metalúrgicas, pozos de extracción de gas, plantas eléctricas, … con el mismo resultado al final, la producción de combustible para coches, metanol y en algunos casos electricidad.

Además del hecho de que esta tecnología sea limpia, también es un salto de gigante que logra satisfacer los lobbies industriales, políticos, ecologistas, transformando el problema en solución.

Parece irreal pero el proceso es tan fiable que empresas como Audi tienen un planta similar en Alemania donde producen metano a partir de CO2 y agua.

Quizá te guste

Compartir