Esta entrada tiene más de 37 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

SCiO, tu sexto sentido

SCiO, tu sexto sentido
Lectura : +/-4 min

 

Un proyecto Kick Starter bastante revolucionar está pidiendo dinero para desarrollar su analizador molecular de bolsillo que permitirá en cuestión de segundos saber la composición de plantas, medicinas, comida, …

El funcionamiento del aparato se basa en la bio-resonancia. Una luz golpea un objeto a analizar y un espectrómetro de infrarrojos analiza las moléculas del objeto para extraer información de su huella química única.

El video de presentación es bastante impresionante y nos muestra, entre otras cosas, que el SCiO puede “decir” si una sandía es dulce, si un abogado está maduro, si tus plantas necesitan agua o determinar cuántas calorías hay en tu bebida.

El análisis no se limitará a los alimentos y las plantas. El sensor también sería capaz de analizar medicinas, combustibles como el petróleo, plásticos, madera y todo lo que quieras analizar.
Concretamente, el sistema funciona con 2 módulos, el aparato y la app en tu Smartphone. Primero hay que elegir en la app que tipo de análisis quiere y por lo visto hay por lo menos 18 tipos de análisis distintas. Una vez elegido el análisis deseado tiene que pulsar en el único botón del SCiO y dirigir la luz que sale de su extremo hacia el objeto que quiere analizar. El aparato transmite la información a tu app que te da el resultado.
Para dar el resultado, la app consulta la base de datos de consumer physics y busca la correspondencia exacta de lo que está analizando, no se trata de un resultado aproximado sino bien del real. Ejemplo : quiere analizar un trozo de tarta de manzanas, SCIO es capaz de saber con precisión de qué tipo de manzanas se trata o más bien reconoce las moléculas que corresponden exclusivamente a este tipo de manzanas.

Pero, de qué sirve exactamente analizarlo todo ? Pues todo el mundo podrá analizar lo que tiene en su frigorífico, el agua que sale de su grifo, todos los productos que tiene debajo del fregadero y concretamente todos los productos que usamos todos los días sin saber realmente que hay dentro y comprobar su nivel de toxicidad. Luego, a nivel profesional, debería facilitar muchas cosas para los que necesitan saber la calidad de un producto que sean bebidas, comidas, metales, madera, …
El potencial está aquí y empresas podrían desarrollar app a medidas que corresponden exactamente a sus medidas como por ejemplo análisis microbiológicas que pueden tardar mucho y que siempre cuentan con riesgos de contaminación cruzadas.

El SCiO debería estar enviado a los kickstarters en diciembre de 2014, posiblemente estará a la venta a principios de 2015 para todo el mundo por un precio estimado de 149$.

Quizá te guste

Compartir