Esta entrada tiene más de 29 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Swyp, una tarjeta inteligente que se convierte en cualquiera de tus tarjetas

Swyp, una tarjeta inteligente que se convierte en cualquiera de tus tarjetas
Lectura : +/-4 min

 

Meses atrás hablaba de plastC, una tarjeta multiuso que permitía compaginar varias tarjetas, que sean de crédito o no, en una sola.

Swyp es una cartera electrónica nextgen que funciona igual que una tarjeta de plástico convencional, tal como una tarjeta de crédito. Sin embargo, a diferencia de una tarjeta de plástico regular, se puede transformarse en cualquiera de sus tarjetas con un clic en un botón de la tarjeta como si se trataba de un lector DVD, la banda magnética en la parte posterior se programa de acuerdo con la tarjeta seleccionada y puede pasar en un lector sin problemas.

La tarjeta está diseñada para funcionar en todos los lectores que admiten las bandas magnéticas con normativa de los EEUU es decir, en teoría, en todos los distribuidores y lectores que se encuentran en el mundo.

Una parte de la tarjeta es una mini pantalla que permite ver las informaciones básicas de la tarjeta seleccionada como el nombre, número de tarjeta, caducidad y los 4 números que suelen ser escritos en la parte posterior de las tarjetas. En total, Swyp puede almacenar los datos de un máximo de 25 tarjetas de crédito, más que suficiente para el común de los mortales pero por los que superan las 25 tarjetas, la app que se instala en el Smartphone de los usuarios permite almacenar los datos de las demás y permite hacer una transferencia de datos entre teléfono y tarjeta.

Swyp

Swyp

Se pueden añadir también tarjetas que no sean de créditos con la única obligación de necesitar una banda magnética para su uso como las tarjetas del supermercado o de fidelidad de una tienda (que por supuesto JAMAS está en la cartera) por ejemplo.

La app que viene con la tarjeta, disponible para iOS y Android, permite almacenar los datos de las tarjetas y permite hacer un vínculo Smartphone/tarjeta así que se necesita absolutamente los 2 para poder utilizar la tarjeta así que si la tarjeta se pierde o esta robada no podrá funcionar. En el caso de que se pierde Smartphone y tarjeta, el modo más seguro es avisar su operador para bloquear su teléfono o más simple utilizando el servicio ‘find my phone’ para bloquearle.

La batería tiene una duración de vida de 2 años y es recargable aunque no indican claramente si se debe cambiar después de 2 años o si hay que comprar otra tarjeta o simplemente si hay una posibilidad de cambiarla de manera sencilla.

La diferencia principal de esta tarjeta respecto a PlastC es su precio, 3 veces inferior por prestaciones muy parecidas y una capacidad de almacenamiento un poco superior.

Quizá te guste

Compartir