Esta entrada tiene más de 34 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Te apetecería comer plástico reciclado por las navidades?

Te apetecería comer plástico reciclado por las navidades?
Lectura : +/-4 min

 

Desde pequeño oigo hablar mucho de los japoneses que inventaban un montón de cosas no realmente muy útiles pero como no existían había que crearlas! Una de las cosas que recuerdo es que había oído que habían logrado fabricar carne a partir del petróleo pero a pesar de buscar varias veces en la web no encontré nada así que he clasificado esta información como leyenda urbana.

Pero la idea de poder transformar los productos derivados como el plástico interesa los científicos y un equipo de microbiólogos y diseñadores logro transformar residuos plásticos en hongos comestibles.

Fungi Mutarium es un prototipo que produce biomasa de hongos comestibles, como fuente de alimento novel food. Los hongos se cultivan en una bola hueca de agar diseñada específicamente que los diseñadores llaman ‘FU’. El agar es un alga marina mezclada con almidón y azúcar que sirve de base para el crecimiento de cultivos, principalmente en laboratorios de microbiología. Las bolas FU se llenan de plástico y luego se insertan los hongos que van digiriendo el plástico y recubriendo poco a poco todo el FU diseñado para ofrecer la máxima superficie para crecer.

Todo el proceso se pasa en 6 etapas:

  1. El plástico es tratado con UV en el “cilindro de activación” colocado en la parte inferior del mutarium. Los UV esterilizan el plástico y activan el proceso de degradación del plástico para facilitar la tarea a los hongos.
  2. Un “FU” se coloca en la parte esférica del mutarium, esto se hace con pinzas para trabajar de forma más estéril.
  3. El plástico esterilizado se coloca en el FU, listo para ser digerido.
  4. Una maceración de brotes de hongos en la solución de nutrientes líquidos se extraen con una pipeta del vivero de hongos.
  5. Se empapa el plástico del FU con la maceración de brotes de hongos.
  6. Después de un par de semanas, el FU está listo y se puede sacar para estar preparado y comido.

Sin embargo, los FU no tienen sabor así que para que sean más apetecibles, el equipo les añade sabores durante su elaboración como ajo, curry, hierbas… y también salsas!

De momento no se puede esperar tener uno en casa – así que no sera parte de los regalos navideños – porque hay todavía mucho que hacer para optimizar el proceso ajustando humedad y temperatura ambiente para acelerar el proceso creando el microclima perfecto.

En el futuro comeremos sin duda cosas que nos parecen imposibles de pensar hoy simplemente porque la población mundial crece muy de prisa y no se podrá siempre producir los alimentos a los que estamos acostumbrados, me imagino que la cena navideña dentro de 25 años podrida ser a base de saltamontes y otros hongos provenientes del Fungi Mutarium de casa.

Bon appétit !

Quizá te guste

Compartir