Esta entrada tiene más de 23 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

TIKO, una impresionante impresora 3D

TIKO, una impresionante impresora 3D
Lectura : +/-3 min

 

Hacen falta menos de 2 días para que acabe la campaña KickStarter de un proyecto de impresora 3D que se parece a todo menos a una impresora, nada la delata. De forma triangular, una cabeza de impresión retráctil, un diseño muy depurado y unas dimensiones reducidas (39 x 24 centímetros), es un OVNI en su familia tecnológica.

Me pregunte entonces si todo esto no era puro marketing y que en realidad no había mucho que ver pero varios indicios me indicaron rápidamente que la cosa era seria, a comenzar por la recaudación de fondo que supera 26 veces el objetivo inicial pero hay más.

Tiko tiene varias ventajas, la más impresionante es el sistema de articulación de la cabeza de impresión que no funciona con el tradicional sistema de ejes cada uno moviéndose de forma perpendicular al otro sino con un sistema de 6 brazos hidráulicos fijados en los ángulos internos de la carcasa que permiten dirigirla con mucha precisión.

La segunda ventaja es que no hay piezas de alta precisión, cosa posible gracias al sistema de articulación y al cuerpo de una sola pieza. Todo esto permite reducir el número de piezas, los problemas de calibración y reducir el precio final. En la misma onda, las bobinas de plástico que sirven a alimentar la impresora no son propietarias y el usuario puede perfectamente comprar las que quiera.

Todo esto no impide a Tiko imprimir de forma precisa, muy precisa, con capas de hasta 50 micras. Para dar una idea, una hoja de papel A4 normal tiene un grosor de 100 micras. Como todas impresoras, tiene su propio programa de impresión que parece sencillo de utilizar pero no dan realmente muchas explicaciones. De todos modos, se puede perfectamente utilizar modelos hechos en con otros programas siempre y cuando respetan las dimensiones máximas.

Todos los datos se transmiten por wifi, nada de cables, es bastante ligera (1.7 kilos) y si tenía que añadir un argumento de peso seria el precio, 179 USD (+/- 140 €uros), un precio realmente reducido.

La única pega que me molesta es que, no sé si lo hicieron a propósito o no, no enseñan ningún trabajo de cerca así que supongo que el acabado no es perfecto pero creo que las ventajas superan con creces este hipotético defecto.

Para los que quieren una, os queda 2 días para comprar una en KickStarter por una entrega prevista en Noviembre de este año.

Quizá te guste

Compartir