Esta entrada tiene más de 33 meses,
quizá las informaciones que contiene no siguen vigentes.

Un vaso ecológico fuente de vida

Un vaso ecológico fuente de vida
Lectura : +/-3 min

 

Reducir, Reutilizar, Crecer, este es el lema de una pequeña start up Californiana que propone un proyecto muy interesante en la plataforma de Crowdfunding KickStarter, una taza biodegradable que se podría tirar directamente en la naturaleza sin problema pero no significa tampoco que se debe hacer!

Todo vino de una constatación muy simple, cada día se utilizan y tiran unos 400 millones de vasos de café en EEUU, son 146.000 millones al año únicamente por el continente norte americano, una autentica pasada. Ya existen vasos reciclables pero primero, no lo son de manera infinita y segundo, si estoy muy a favor del reciclado, se debe tomar en cuenta que reciclar también es una fuente de contaminación (transporte, procesamiento, re fabricación, envió) y por tanto hay que pensar que podrían hacer los lugareños con sus vasos ecológicos/reciclables.

La solución es muy simple, fabricar vasos en papel casero que contienen en sus capas interiores unas cuentas semillas para convertirles en plantables en lugar de contaminantes. Con el impresionante número de vasos que se descartan, el impacto ecológico positivo seria enorme ya que han calculado que cada vaso tiene el potencial de retirar una tonelada de CO2 de la atmósfera al año.

Las empresas y bares asociados a este proyecto se encargarían de recuperar estos vasos en contenedores específicos y luego asociaciones de reforestación se encargaran de plantar los vasos en zonas útiles logrando 2 objetivos a la vez, reciclar de forma inteligente y decorar zonas enteras con flores de las especies que se encuentran de forma natural en la región.

El proceso para plantar los vasos es muy simple, solo hay que remojarles en agua 5 minutos y meterles en tierra, la naturaleza se encarga del resto y 1 a 4 semanas después los primeros brotes aparecen.

Todos los vasos que se usan en lugares públicos como estaciones de tren, aeropuertos, hospitales, escuelas,… podrían ser reemplazados por vasos de este tipo. Así tendríamos una certeza higiénica, los vasos no pueden ser reutilizados y en el peor de los casos, si no se reciclan como es debido, no contaminarían nada y el precio final del vaso ni siquiera representa un obstáculo.

Falta poco para que se acabe el proyecto pero han recaudado ya la suma objetivo así que será realidad y si son listos, ampliaran el concepto a las bolsas de las compras que suelen ser de papel en EEUU. Espero que esta iniciativa se extienda en el mundo, todavía no entiendo porque, en España, los supermercados no han reemplazado las bolsas de plástico por bolsas de papel y entiendo aún menos porque los políticos no se mojan más con este tema.

Quizá te guste

Compartir